“Una persona comienza a descubrir el sentido de la vida cuando planta árboles a la sombra de los cuales sabe que nunca se sentará”
Plaza de la emperatriz, s/n (Parroquia de San Pedro Apóstol) 28044 Carabanchel Alto (Madrid) Teléfono 91 508 17 56 e-mail: aspafades@hotmail.com www.aspafades.org
ASOCIACION ASPAFADES
Introducción Los   años   setenta   estuvieron   marcados   por   la   eclosión   del         problema   de   las   drogodependencias,   y   durante   los   80,   lejos   de   suavizarse,   se   consolidó, dando   paso   a   tiempos   dolorosos   donde   muchas   familias   presenciaban   cómo   sus   hijos   e   hijas   caían   en   esa   trampa,   se   consumían,   enfermaban, pasaban por comisarías, prisiones... Carabanchel   fue   uno   de   los   barrios   más   afectados;   eran   tiempos   en   los   que   apenas   había   respuesta   institucional.    Dentro   de   este   contexto,   a   finales   del año   1986,   desde   la   Parroquia   de   San   Pedro Apóstol,   se   fue   forjando   un   grupo   de   familias   que   se   reunían,   unidas   por   este   dolor   e   incertidumbre,   con   el Coadjutor   Padre   Jesús   Herrero   siendo   Párroco   Juan   José   del   Moral,   y   con   el   apoyo   de   ambos   trataban   de   encontrar   un   camino   para   ayudar   a   sus   hijos e hijas. El   movimiento   asociativo   era   aún   incipiente,   pero   gracias   al   apoyo   y   asesoramiento   de   personas   sensibilizadas   con   este   tema,   este   grupo   de   familias pasó,   poco   a   poco,   a   constituirse   como   Asociación.   En   Abril   de   1987   quedó   legalizada   esta   pequeña   asociación   de   barrio   a   la   que   habían   decidido llamar   ASPAFADES,   es   decir,   Asociación   de   Padres,   Familiares   y   Amigos   del   Drogodependiente   La   Esperanza,   y   esto   fue   así   porque   desde   el   primer momento   la   Asociación   estu vo         formada         por                  personas         afectadas         por         este         problema         y         persona         sensibilizadas         con         el   mismo,   unidas todas   por   esa   esperanza   de   lograr   cambios   y   mejorías.    Poco         a         poco         la         entidad         fue         avanzando         con         paso         firme         y         llegó         el         momento         en        el         que         los/as         voluntarios/as         pudieron         contar         con         el         apoyo         profesional.         La   labor         en   ASPAFADES         siempre         se         organizó         de         forma        democrática         y         asamblearia,         encabezada         por         una         Junta                           Directiva         y         apoyándose         en         la         labor   profesional         y         de         las         personas        voluntarias,    que    en    aquellos    momentos    llevaban    el    peso    del    trabajo. En         el         año         1988         comenzaron         a         funcionar   dispositivos         públicos         de         atención         a         las         drogodependencias         como         los         CAD´s                           (Centros        de Atención         a         las         Drogodependencia         del Ayuntamiento         de   Madrid         y         los         CAID´s         (Centros         de Atención         Integral         al         Drogodependiente,         de        la         Comunidad         de         Madrid). Antes         de         esto,         sólo         había         grupos         de         apoyo   en         los         Servicios         Sociales         de         barrio,                           que         jugaron         un        papel         destacado         en         el         apoyo         a         la         familia.         El         movimiento         asociativo         se         fue         consolidando         y   gracias   a   muchas   de   sus   luchas   se   lograron cambios   importantes.   ASPAFADES         no         actuaba         en         solitario.,         rápidamente         pasó         a         formar         parte                  de         la         Federación         Madrilena         FERMAD        y         a         nivel         nacional         a         la         UNAD,         así   como         a         distintos         foros         a         nivel         de         barrio.         Estos         apoyos         reforzaron         su         labor         que,        fundamentalmente,         consistía                  en         el         apoyo         psicosocial         a         las   familias,         desde         el         despacho         de         trabajo                  social         se         atendía         la        demanda         y         acompañaba         en         los         procesos         terapéuticos         de         las         personas         afectadas.,   hoy         en         día         se         continúa         trabajando         en         esta        línea,         tratando         además                  de         aportar         el         calor         y         refuerzo         necesario         para         esta         lucha         que,         entonces,                  fue   doblemente   difícil   por   los estragos   del   SIDA.   A         finales         de         los         años         noventa         la        Asociación         amplió         sus         actividades         al         campo         de         la         formación         y         comenzó         a        trabajar         en         el         apoyo         al         proceso         de   reinserción   a   través   de   un   Aula      de   Informática   para   personas   que   realizan   tratamientos   por     drogodependencia.   A         finales         de         los         años         noventa         la        Asociación         amplió         sus         actividades         al         campo         de         la         formación         y         comenzó         a        trabajar         en         el         apoyo         al         proceso         de   reinserción      a   través   de   un   Aula   de   Informática   para   personas   que   realizan   tratamientos   por     drogodependencia.    Hoy         en         día         la         realidad         del         consumo         ha         variado         (las         sustancias         principales,         las         formas         de         administrarlas         ,         los        programas    cada    vez    más variados...)    y ASPAFADES    comienza      diseñar    proyectos    nuevos    para    nuevas    realidades. Lo         que         sigue         igual         es         la         cercanía                  de         esta         asociación   de   barrio   que   llega   donde   muchas   veces   no   alcanza   la   administración   y   ofrece   el mismo calor y disponibilidad que en sus comienzos.